Mi carrito

Updating ...

  • No hay productos en el carrito.
elegir un sofa

Cómo elegir un sofá perfecto

En este post vamos a ayudarte a elegir el sofá perfecto para tu hogar. Sabemos que es una decisión importante y por esta razón queremos darte todos los consejos necesarios para que aciertes en tu elección.

¿Comprar un sofá nuevo o renovar el que tengo?

Lo primero que debemos es valorar si el que tenemos se puede retocar y seguir usando, o si será más rentable elegir un sofá diferente.

Si tan sólo tiene algún desperfecto visible que se pueda coser, o arreglar, no te resultará difícil solucionarlo.

Si por el contrario el sofá ha perdido sus cualidades confortables y te hundes al sentarte o las fundas se han descosido, entonces será mejor elegir un sofá nuevo para no perder más tiempo y dinero.

Factores a tener en cuenta a la hora de elegir un sofá

En un sofá es muy importante elegir bien la estética que más nos guste, pero también debemos tener en cuenta la calidad del interior y los materiales.

Lo primero que debemos hacer es medir el espacio que tenemos disponible. Una vez que tengamos las medidas en la mano, podremos elegir el sofá adecuado sin que luego falte sitio o quede muy pequeño.

No te olvides de hacer antes un croquis dibujando cada elemento del salón.

Si quieres elegir un sofá con chaise longue debes tener claro dónde prefieres que tenga la zona larga, ya sea en la izquierda o la derecha, dependiendo de la orientación de tu salón.

elegir el mejor sofá

También es muy práctico comprar un sofá chaiselongue con puffs integrados. Con este extra incorporado, tendrás siempre dos asientos más para ofrecer a tus invitados.

Esto es importante a la hora de no dejar un paso muy estrecho si enfrente tenemos otro mueble, una mesa, etc.

Dependiendo de los miembros de la familia y del uso que le vamos a dar tendremos que obedecer a distintas variables que vamos a comentar a continuación.

Si hemos de elegir el sofá para un gran salón, podremos y debemos extendernos en el tamaño.

En este caso, siempre vendrán amigos o familiares. Aunque la familia que conviva no sea muy amplia, pero quedaría escaso y nada bonito poner un sofá pequeño en un salón muy espacioso.

También podremos decorarlo ampliamente con cojines, mantas y mesitas auxiliares bien montadas. Quedará siempre de lujo.

Si el salón es mediano tendremos que ser más comedidos y optar por uno que no se exceda, que nos guste pero sin que quede demasiado grande.

Y si el salón es más bien pequeño, tendremos que elegir un sofá sin chaise longue. En este caso, cuanto más funcional sea mejor.

Si la casa en general es pequeña puede que te venga mejor un sofá cama, o con canapé, para guardar lo que quieras en él.

Si en este caso la familia es numerosa, deberíamos colocar el sofá que más nos convenga, junto a otros biplazas, butacas o incluso puffs para que todos puedan sentarse juntos sin problemas.

Es mejor prescindir de algún otro mueble, pero poder tener a todos acomodados en ciertas ocasiones.

A veces no nos damos cuenta de lo importante que resulta elegir bien un sofá. En ellos pasamos muchas horas y la comodidad que nos brindan es fundamental.

Tipos de sofás para tu hogar

A la hora de escoger tu sofá es fundamental imaginar cómo quedará el sofá que te gusta, con el resto de la decoración.

Entre la amplia variedad que tenemos hoy en día, los sofás grandes de mayor tendencia son los sofás retro, los tipo chester y los chaiselongue con y sin extensión.

escoger el mejor sofa

Si lo que buscamos es un sofá de una sola plaza, los hay modernos y con gran estilo como el sillón Voss que nada más verlo, entran ganas de acomodarse en él.

No te olvides del tipo de estructura al elegir tu sofá

Las estructuras de sofás más resistentes son la madera maciza, el aluminio o el acero. Pregunta y asesórate bien del material que está hecho tu sofá, para que te dure el mayor tiempo posible.

Si te fijas en los materiales ecológicos para elegir tu sofá, encontrarás diversas posibilidades.

Los principales materiales son la madera de roble, pino (muy resistente), hevea (tonalidad exótica) y haya.

Materiales resistentes y ecológicos para elegir tu sofá


Para las fibras ecológicas se utilizan el rattán para muebles de interior y de jardín.

El conocido bambú, muy bonito y resistente a la humedad.

Mimbre, que es robusto y está muy de moda.

El algodón orgánico se usa especialmente para tapicerías y relleno.

Además de forja o hierro forjado encontrarás acabados vintage, o rústicos entre otros.

También es importante que los rellenos sean de la máxima calidad para que tengan un mejor aguante con el paso del tiempo. De hecho hay respaldos de espuma HR, que significa alta resiliencia. El nombre lo indica todo.

La espuma de poliuretano no se deforma mucho y también aguanta bastante. La fibra hueca siliconada recupera su forma inicial rápidamente.

Como verás, existen múltiples opciones para elegir tu sofá con materiales naturales.

Detalles importantes para elegir el mejor sofá

Si queremos que nuestra adquisición sea lo más acertada posible, no podemos olvidar algunos detalles.

Algunas patas van atornilladas y otras pertenecen a la misma estructura. Aunque parezca una tontería es mejor que sean del mismo bloque del sofá. Al moverlo los tornillos se pueden aflojar, mientras que si va todo en una pieza, evitaremos ese problemilla.

Es importante la transpiración en los tejidos. Por eso si tenemos en cuenta los tejidos ecológicos mucho mejor, ya que son los más transpirables.

Todos estos consejos te ayudarán a elegir un sofá duradero y resistente. También es cierto que a cada cual le agrada más una textura u otra en base a donde se sienta más cómodo.

Cuando hablamos de dureza, normalmente un término medio es lo ideal ya que le resulta confortable a casi todo el mundo. Aunque también habrá personas a las que les parezca más cómodo elegir un sofá de mayor dureza.

Al elegir un sofá se busca la máxima comodidad, puesto que esa es su mayor función.

Publicaciones relacionadas